Jardinería

Musgo en el prado


Musgo en el prado


A menudo sucede que nuestro césped parece arruinado por parches, más o menos grandes, de musgo, bajos y compactos. Este fenómeno ocurre en particular en las áreas del jardín donde no hay una buena circulación de oxígeno dentro del suelo, debido a un exceso de humedad estancada; hay desarrollo de musgo incluso en esas áreas, particularmente en la sombra, donde las plantas de césped no pueden desarrollarse en su mejor momento, debido a una baja cantidad de minerales en el suelo o debido a un suelo excesivamente compacto.
Los fertilizantes especiales contra el musgo están fácilmente disponibles en el mercado, lo que, en casos menos severos, puede ser suficiente para erradicar la presencia de musgo en nuestro césped; pero el musgo a menudo es solo un síntoma de problemas más serios en nuestro césped o en nuestro suelo. Recuerde que para obtener un césped bueno, bien desarrollado y exuberante, es bueno elegir las semillas adecuadas, adecuadas para la exposición de nuestra tierra: evitamos trivialmente elegir una mezcla de semillas para césped soleado cuando nuestro suelo está principalmente a la sombra.
También la práctica de airear el césped en general nos advierte del desarrollo del musgo, ya que favorece la circulación de oxígeno en el suelo y la consiguiente circulación de agua y nutrientes; Un mejor desarrollo de las pequeñas plantas de cobertura del suelo que componen el césped también dificulta el asentamiento de las "colonias" de musgo.

Fertilización y re-siembra



Recordamos que es una buena idea practicar todos los años, en coincidencia con las estaciones templadas, como el otoño y la primavera, practicar una nueva siembra del césped, para llenar los espacios que se crean entre las plántulas después de los rigores del invierno y la sequía del verano; Además de esto, un buen fertilizante favorece el desarrollo de un césped más vigoroso y fuerte, que apenas es atacado por plagas o enfermedades. Además, la aplicación entre las plántulas de un suelo especial para céspedes puede ayudar contra el musgo: el nuevo suelo rico y blando, generalmente agregado con arena, favorece la presencia de un suelo menos compacto y más permeable.

Si el problema persiste


El musgo a menudo se desarrolla en las áreas sombreadas del jardín, donde el agua tiende a persistir en el suelo durante días, especialmente durante los períodos más fríos del año; Además, notamos su presencia en el caso de suelos poco profundos, muy ácidos o pobres en nutrientes. Si el cuidado que le hemos dado a nuestro césped demuestra ser en vano, puede ser el caso de colocar pequeñas plantas perennes cubiertas de sombra, cuyo desarrollo contrarrestará el crecimiento del musgo. Si el problema es muy extenso y nuestro suelo permanece constantemente húmedo o mojado, en su lugar es el caso de realizar trabajos más amplios para mejorar el drenaje: podemos mezclar una buena cantidad de arena al suelo; si, en cambio, el suelo está muy húmedo debido a la presencia de agua constante, debido, por ejemplo, al drenaje de las canaletas o a la presencia de muros de contención aguas arriba del suelo, podemos evaluar la posibilidad de practicar drenajes que nos ayuden a llevar a través del agua que viene a sumergir el suelo de nuestro jardín.

Vídeo: Cómo evitar y acabar con el musgo - COMPO Jardinería (Mayo 2020).