Frutas y hortalizas

Enfermedades de la vid


Premisa


En esta tercera parte, dedicada al cuidado de enfermedades de plantas frutales, examinaremos las principales causas de daño al cultivo de vino y uvas de mesa y se indicarán los síntomas principales, con remedios útiles para el cultivo correcto de esta planta, entre los más extendidos a nivel agrícola y de aficionados.
Las principales razones de la difusión generalizada de enfermedades se encuentran entre los orígenes milenarios del cultivo en nuestros entornos y, en igual medida, de la vocación o tipicidad mediterránea, dada por la rusticidad y adaptabilidad a casi todos nuestros climas.
El éxito del cultivo de la vid como de todas las plantas es el resultado de un conjunto de condiciones ideales de equilibrio que incluyen: la técnica agronómica, el manejo correcto de la fertilización y la defensa, y, como para otros cultivos, es importante monitorear constantemente su estado para poder intervenir rápidamente para contener la propagación de patologías y fomentar un desarrollo correcto.
Las reglas generales ya indicadas para la lucha contra la adversidad de otros cultivos como: "la prevención es la mejor cura" y que "la buena nutrición es el mejor recurso para la resistencia a las enfermedades" son más que válidas en viticultura y por esta razón, Para reconocer desde los primeros síntomas los patógenos o la causa del bloqueo vegetativo, las causas adversas se agrupan en tablas con enfermedades y los daños causados.

Adversidad y cuidado


Para ilustrar los diversos problemas que dañan la vid, las diferentes causas se pueden agrupar en: enfermedades ambientales, parasitarias y fúngicas, daños por insectos y animales.

1) enfermedades no parasitarias: nutricionales o ambientales.


Todas las vides necesitan un suelo neutro, bien drenado, bastante bien equipado con elementos fertilizantes, sustancias orgánicas y humedad en un suelo moderado para crecer y producir regularmente.
Aunque la vid es una especie rústica, la falta de un suelo adecuado para el cultivo y la falta de nutrientes debido al suelo provoca un deterioro general de la planta, con consecuencias que afectan negativamente a toda la fisiología de la planta, reduciendo la producción. y la calidad del producto para los valores de los alimentos si se usan uvas de mesa o el valor enológico y la vida útil si se hace vino.
Las plantas que se debilitan debido a deficiencias nutricionales se ven más afectadas que otras por la parasitosis, porque su resistencia a combatir enfermedades se reduce.
Las vides con deficiencias muestran síntomas específicos como amarillamiento, enrojecimiento, desecación de las hojas, floración deficiente y cuajado de frutos, o racimos con bayas pequeñas y deformadas con un sabor fuerte.
Dependiendo del tipo de nutriente que le falte a la planta, las causas principales se explican en la siguiente tabla:




































2) aversión parásita a la vid debido a hongos


La vid es atacada fácilmente por varias enfermedades fúngicas o criptogámicas, más comúnmente llamadas "mohos", debido a la apariencia de su fructificación que generalmente cubre la planta adherida.
Estos patógenos se ven favorecidos por situaciones climáticas húmedas o lluviosas y, si no se controlan con prontitud, pueden proliferar destruyendo hojas, flores y racimos con vencimientos productivos y cualitativos en poco tiempo.
Las manifestaciones de estas enfermedades son más graves en las vides con deficiencias nutricionales y, según los distintos grupos de patógenos, se distinguen de acuerdo con los síntomas y órganos afectados en: moho, podredumbre, cánceres, secado; La siguiente tabla muestra los síntomas y las causas:

síntoma
en la planta

síntoma
en los racimos y reflexiones enológicas

escasez

descoloramiento
coloración generalizada de plantas y hojas
más pronunciado en las áreas basales. Vegetación atrofiada
con floración pobre.

bajo
pequeña producción acidulada y bayas

nitrógeno

coloración
hojas de color púrpura-bronce, poco crecimiento
y floración pobre.

madurez
escasez productiva muy lenta o incompleta e
escasamente almacenado uvas y vino.

fósforo

la
las hojas pueden volverse amarillentas
en vides con uvas blancas o marrones - rojizas en
enredaderas rojas En casos severos siguen a la sequedad.
de las aletas con curvatura en forma de U. Mala lignificación
de tejidos y mayor sensibilidad al frío.

racimos
pequeño, con bayas agrias, poco coloreado
y azúcares. Vino con bajo contenido de alcohol y bajo
coloración

potasio

la
las hojas basales se vuelven amarillas y se secan
costilla central y puede caerse temprano.

fuerte
reducciones de producción causadas por la desecación de la
raquis y bayas. Mosto pobremente azucarado.

magnesio

deformación
hojas acentuadas con amarillamiento y ebullición.
la
láminas de hojas jóvenes principalmente secas
en los márgenes y en el ápice.

racimos
Pequeño con bayas deformadas. Vino poco aromático.

fútbol

amarillamiento
progresivo desde los vértices hasta el fondo de la planta con
desecación de la hoja en los casos más severos.
No o floración muy pobre.

madurez
irregular con poca producción. mala calidad
en bayas y vino.

hierro





















Hay muchos tipos de insectos que golpean las vides y pueden presentar piezas bucales para masticar o chupar.
El daño se produce en toda la planta con diversas preferencias según el tipo de destrucción, por ejemplo: hojas envueltas de rosa o de cigarro, pinchazos y erosiones de frutas, tintes de hojas o amarillamiento de las hojas.
La categoría más temible de insectos la dan los retoños, como los saltahojas, porque además del daño directo causado por la sustracción de la savia, pueden transmitir formas virales.
En la siguiente tabla se resumen los síntomas y los principales agentes del daño:


síntoma
en la planta y en los racimos

grupo
patológico de hongos

decoloraciones
mancha de aceite frondosa, en correspondencia con el
que, en el borde inferior, aparecen moldes
blanco. Racimos completamente cubiertos de moho
blanquecina.

moho

aparecer
manchas blancas de fieltro en hojas y bayas
crack o crack.

oidio
o mal blanco

en
hojas y racimos jóvenes aparecen moho gris
cenizas que luego secan los órganos.
A veces los ataques aparecen solo en la madurez,
con moldes ubicados solo en el centro de los racimos.

molde
gris de los racimos

grietas
en brotes jóvenes como lesiones o contusiones. hojas
o racimos que se secan.

Escoriosi
o agrietamiento de las ramas

























Mira el video
  • Enfermedades de la vid



    En esta sección del sitio hay un análisis en profundidad interesante, vive la adversidad, que describe los principales males

    visita: enfermedades de la vid
  • Hojas de parra



    La hoja de uva se llama pampino, un término con el que a menudo se define el brote. La hoja de uva tiene

    visita: hojas de la vid
  • Insectos de vid



    Hay muchos escarabajos en la vid, algunos de ellos causan daños muy graves y su control debe hacerse con d

    visita: insectos de vid

Vídeo: El Mildiu de la vid (Mayo 2020).


síntoma
en la planta y en los racimos

tipo
de insecto

insectos
que con sus picaduras en las hojas producen
decoloraciones y deformaciones de plata.

trips

insectos
con elytra verde oscuro se alimentan pinchando
o cavando la hoja. Siguiendo las erosiones el
la hoja se enrolla en forma de cigarro y dentro de un
esto la hembra pone sus huevos.

empleado de una fábrica

ellos son
orugas o larvas de mariposas que destruyen con el
sus erosiones, ya sea los brotes jóvenes o invaden
Las bayas al comienzo de la maduración.

polilla
y polilla

ellos son
chupando mariposas que pinchan hojas jóvenes
o brotes. Los órganos afectados presentes se acurrucan
con colores leonado o dorado.

chicharritas

ellos son
pequeñas arañas que causan con sus picaduras
en las hojas amarillentas que luego se secan
y caer temprano Son muy móviles y cuando
atacan masivamente la planta que también producen
Pequeñas telarañas.

ácaros
o arañas rojas o amarillas