Muebles de jardin

Barbacoa de gas


Barbacoa de gas


Hoy, la idea de organizar una barbacoa fantástica, para una ocasión especial o para una comida diferente a la habitual, ya no es un sueño. Gracias a las nuevas barbacoas de gas, todo se vuelve más fácil y finalmente podemos darnos magníficos días alrededor de la parrilla, incluso si no tenemos un jardín. Los electrodomésticos de gas de última generación son realmente versátiles y prácticos: gracias a la notable gama de modelos, podemos optar por comprar una nueva barbacoa de gas, fácil de instalar y adecuada para los más variados espacios exteriores. Incluso si no tenemos un jardín, podemos disfrutar de una excelente comida a la parrilla, eligiendo un dispositivo adecuado para pequeños patios, terrazas o terrazas.
La nueva tecnología que distingue este tipo de barbacoa no solo ofrece la posibilidad de cocinar comidas ligeras y saludables, sino que también hace que sea muy fácil encender el sistema, sin tener que perder el tiempo jugando con leña, fósforos y todos los diversos productos ". Kindle fuego ".
En el mercado encontramos muchos tipos de barbacoas de gas y no será difícil elegir el que mejor se adapte a nuestras necesidades: de hecho, podemos optar por una pequeña máquina de gas, destinada exclusivamente a la parrilla o podemos comprar un modelo completo que, gracias a la amplia gama de accesorios, también nos permitirá preparar asados, platos de pasta, papas fritas y mucho más. No olvidemos que algunos modelos, pequeños y prácticos, se pueden transportar fácilmente y también son perfectos para usar en el campamento o durante viajes al aire libre. Solo investigue un poco en línea para encontrar una inmensa gama de ofertas para todos los presupuestos y espacios.
Para ayudarnos a elegir el electrodoméstico más adecuado, ahora procederemos a ver en detalle las características principales de una barbacoa de gas:

Como funciona



La barbacoa de gas es un aparato que consiste en una estructura de bañera, generalmente de acero o hierro fundido, que se utiliza para contener las brasas y la parrilla de cocción para alimentos. El proceso de combustión se lleva a cabo a través de un conjunto de dispositivos que suministran el gas, lo queman y transmiten el calor a un sistema de difusión (normalmente hecho de piedra de lava). El encendido piezoeléctrico se controla mediante unos mandos colocados en el cuerpo de la barbacoa; en resumen, un control muy similar a los controles de una máquina de cocción a gas normal, capaz de dosificar la temperatura y la potencia para optimizar la cocción de los alimentos y obtener el máximo rendimiento.
Dependiendo del modelo, dos o más quemadores pueden coexistir en el mismo aparato para permitir la cocción simultánea de diferentes alimentos: podemos cocinar, por ejemplo, pescado y carne simultáneamente, usando dos rejillas diferentes para cocinar a diferentes temperaturas.
Sobre cada tanque encontramos dos rejillas: la primera, ubicada en la parte inferior, sirve para sostener la piedra de lava (que tiene la función de difundir el calor producido por la combustión del gas de manera uniforme); el segundo sirve para apoyar la comida que se cocinará. Entre los muchos modelos que encontramos en el mercado, muchos están equipados con ruedas para facilitar el movimiento y los más equipados también tienen compartimentos para sostener el cilindro y el equipo de cocina. El cuerpo del aparato puede ser de acero o madera y es posible encontrar modelos con un diseño clásico o moderno, adecuados para cualquier tipo de entorno y necesidad.

Cómo se alimenta



A diferencia de una barbacoa tradicional, la de gas es alimentada por combustibles que, como ya hemos visto, queman y calientan materiales adecuados para difundir el calor que se utilizará para cocinar los alimentos. En este caso, los combustibles utilizados para alimentar la barbacoa de gas suelen ser de dos tipos: metano o GLP. El metano es el gas normalmente suministrado en los hogares por la red de distribución doméstica; El gas LPG, por otro lado, se encuentra y se compra en cilindros, disponibles en diferentes tamaños y capacidades. Antes de comprar una barbacoa de gas, es importante hacer una evaluación del tipo de combustible que decidiremos utilizar para alimentarlo; de hecho, la elección del tipo de gas afecta el uso futuro de la barbacoa en términos de ubicación y duración. El uso de gas metano permite un suministro continuo de combustible, y esta es una ventaja que nos permite no tener problemas imprevistos relacionados con el agotamiento del cilindro, pero al tener que conectar la barbacoa a la red de distribución doméstica, la posición del aparato será fijo, por lo tanto, es necesario tener una idea muy clara y definitiva de su ubicación. Por el contrario, el uso de un sistema de gas LPG nos facilitará mover la barbacoa y transportarla, pero debemos estar seguros de que no tenemos problemas para encontrar botellas de combustible o tener espacio disponible para su almacenamiento. Recordemos también que es necesario encontrar una posición protegida del mal tiempo, especialmente durante los períodos de bajo uso.

Las ventajas de uso


Últimamente los médicos y nutricionistas desaconsejan comer alimentos cocinados directamente al fuego o al carbón; De hecho, el proceso de combustión produce sustancias tóxicas y cancerígenas que son muy perjudiciales para nuestro cuerpo y, por lo tanto, tendemos a limitar el consumo de alimentos a la parrilla a una o dos veces al año. Este nuevo tipo de barbacoa, por otro lado, permite un uso frecuente incluso a diario, sin ningún riesgo para nuestra salud. El resultado de cocinar alimentos en la barbacoa de gas es el mismo que el obtenido tradicionalmente en madera o carbón pero con una gran innovación: la piedra de lava, durante el proceso de difusión de calor, no emite ninguna sustancia tóxica y cancerígena y esto hace que los alimentos Parrilla totalmente saludable. Por lo tanto, podemos aprovechar el delicioso resultado de la parrilla, eliminando todas las desventajas y contraindicaciones. Usando la barbacoa de gas, la comida será sabrosa, cocinada sin la adición de grasas y preparada prestando atención para maximizar el sabor original. Además, su uso será muy práctico y económico: asar a la parrilla es rápido y nos ahorra tiempo, energía y gas, dejando de lado la suciedad y los olores. Una vez que nuestra fantástica barbacoa está terminada, podemos desmontar fácilmente la barbacoa de gas para limpiarla y lavarla, incluso en el lavavajillas.

Barbacoa: barbacoa de gas



Has amueblado de forma adecuada y perfecta tu jardín para convertirte en el lugar de muchas noches especiales, con amigos, familiares o simplemente contigo mismo.
Un lugar para ser mágico debe tener fuego ... ¿qué podría ser mejor que encender el menú de fantasía con una barbacoa?
Hojeando las revistas de muebles de exterior, entendemos que la barbacoa se ha convertido en un mueble en el jardín; Las barbacoas le permiten disfrutar al máximo del espacio al aire libre, además de organizar la cocina.
Hay muchos tipos de barbacoas, entonces, ¿por qué centrarse en el gas?
Que ventajas
La barbacoa de gas le permite tener siempre a su disposición una barbacoa que puede calentarse rápidamente.