Flores

Como hacer flores de papel


Como hacer flores de papel


Construir flores de papel es muy fácil, necesita algunas hojas de papel, unas tijeras y una cierta cantidad de trabajo manual para dar rienda suelta a su creatividad y sorprender a los demás.

Que son


Las flores de papel son un adorno muy agradable de ver, también se pueden regalar en lugar de las flores frescas clásicas, de hecho, no solo no se secan sino que permanecen sin cambios. Dar una flor siempre es un gesto muy bienvenido, si luego se hace a mano, también hay un cierto orgullo en lograr algo por su cuenta. Todo lo que necesita es simples hojas de papel y comenzar a construir el capullo o la corola. Se pueden usar todos los tipos de papel, dependiendo del uso se obtendrá un efecto diferente. Las flores de papel también son un adorno muy agradable para el hogar, se pueden recoger en floreros o colgar en las paredes como decoraciones florales reales.

Cómo construir varios tipos de flores.



El papel es muy simple de trabajar, solo tenga un poco de creatividad para construir cualquier tipo de flor desde cero. El modelo más simple es sin duda el capullo de rosa. Simplemente obtenga una tarjeta cuadrada de color rojo y, comenzando desde el centro, dibuje una espiral con un lápiz. Dependiendo del tamaño de la tarjeta, aparecerán brotes más o menos grandes. Las primeras veces también son buenas tarjetas recicladas de periódicos viejos o papel de regalo para practicar. Una vez que se realiza la eclosión, no importa que sea muy preciso, siempre que la espiral se complete hasta su final, es necesario cortar a lo largo del dibujo. Obtendrá una especie de filamento largo y muy delgado de espesor. A partir de la parte más delgada, el papel se enrolla sobre sí mismo. Para tratar de hacer que el brote sea aún más realista, debe escalonar el papel al rodarlo a diferentes niveles. Finalmente necesitas usar un poco de pegamento caliente y cerrar todo. Con esta técnica, se pueden crear muchos capullos de rosa, quizás para pegarlos cerca de ramas secas para crear un arreglo floral muy hermoso. Otro tipo de flor que es muy fácil de hacer es el girasol. El truco para hacer un girasol muy similar al real es usar un hilo marrón o naranja oscuro para crear los pistilos centrales. Una vez que se cortan los filamentos de diferentes tamaños, simplemente péguelos a un fondo del mismo color que los pétalos para crear un efecto óptico tridimensional. Para los pétalos, simplemente use una forma de plantilla y luego repita la operación varias veces, mientras que para el tallo puede usar un cable para cubrir con papel crepé verde o incluso palos de madera sin hojas. Finalmente, puede construir un lirio de agua, tal vez para usarlo como mueble en un mueble. Será suficiente usar un poco de papel verde para la hoja y uno blanco para los pétalos. Tal vez con un poco de pintura puedas delinear los bordes de las formas cortadas para dar reflejos a la flor.

Flores de papel recicladas



No es necesario comprar papel y tarjetas, también puede usar materiales ya presentes en la casa, con un costo de cero. Una revista o periódico viejo puede ser el material adecuado para crear una decoración de pared tridimensional con papel. Por ejemplo, si tiene una pared completamente blanca, puede hacer flores con papel de periódico colgado en la pared para crear una decoración.
Por ejemplo, puede crear una flor compuesta, simplemente hacer los pétalos individuales y luego unirlos. Para los pétalos es necesario cortar círculos y luego doblarlos por la mitad. Los extremos de la media luna se deben fijar con cinta adhesiva o pegamento. El resultado será una especie de pétalo en forma de gota. Una vez que se construyen los cinco pétalos, todo lo que queda es fijarlos a la pared. El efecto final es muy hermoso y elegante, principalmente porque los escritos de la revista o el periódico se destacarán aún más en el fondo totalmente blanco, dando la idea de un espacio vivido pero al mismo tiempo refinado y moderno.

Un juego para niños



Para ayudar a los niños a desarrollar sus habilidades creativas y manuales, puede enseñarles y crear flores de papel. No es necesario hacer composiciones complejas, y mucho menos usar tijeras, solo el simple papel crepé y carteles donde colocar las flores. El papel crepé es muy elástico y flexible, ya que un material es muy querido por los niños porque tiene colores alegres y divertidos. Con las manos, los más pequeños pueden rasgar las sábanas y rizarlas o arrugarlas para crear tantos pétalos para la corola. Con la cinta adhesiva o el pegamento de vinilo, las diversas partes se unen y finalmente se ata una pajita de plástico, como un tallo. Para dar rienda suelta a su creatividad, los niños también pueden colorear el papel o crear nuevas combinaciones de colores usando varias hojas juntas. A medida que el papel crece poroso si se sumerge en agua tiende a desvanecerse, las hojas de diferentes colores unidas darán vida a nuevos matices.