Plantas grasas

Macizos de flores plantas gordas


Macizos de flores suculentas


Su jardín se puede decorar con innumerables variedades de plantas y flores. Pero muchos tienden, por pasión personal, al uso de plantas suculentas en parterres ornamentales para hacer de su jardín un lugar exótico y especial.
Las plantas suculentas, también llamadas suculentas, se adaptan muy bien a casi todos los tipos de clima y condición. Por lo tanto, siempre y cuando reciban el cuidado adecuado y adecuado, ¡no será difícil organizar sus plantas suculentas en camas deliciosas, decorativas y altamente efectivas! Y no lo olvides: ¡no todas las suculentas tienen espinas!
¿Pero cómo hacer hermosos macizos de flores para suculentas?
En este artículo veremos cómo preparar y diseñar sus camas para suculentas de una manera fácil, rápida y simple.
El resto es evidente, ¡todo depende de tu gusto personal!

NOTAS GENERALES



La mayoría de las plantas necesitan condiciones especiales y específicas para crecer en su mejor momento, con buena salud, para durar con el tiempo, dando una gran satisfacción al pulgar verde que las cuida. Las plantas suculentas, por otro lado, tienen la particularidad de adaptarse bien a casi todas las condiciones (especialmente en condiciones bastante difíciles como las particularmente áridas): es suficiente observar su difusión en el mundo, los lugares de origen y su historia. Son plantas fuertes y resistentes y, con un mínimo de cuidados esenciales, pueden brindarle una enorme satisfacción, haciendo que su jardín sea aún más hermoso y envidiable.
Puede optar por cultivar plantas suculentas en su jardín porque, a diferencia de la mayoría de las variedades de plantas, no requieren una atención excesiva o un cuidado particularmente complicado.

ATENCIÓN A LA TIERRA



A pesar de su resistencia proverbial, las suculentas necesitan algunas condiciones indispensables para crecer. El suelo está entre estos.
Una de las características de particular importancia en la constitución del suelo adecuado para el cultivo de plantas suculentas (o suculentas) de cualquier variedad es que debe ser perfectamente poroso y drenado para evitar la posibilidad de un estancamiento nocivo del agua que satura el suelo mismo. , causaría la pudrición de la raíz que resultaría en la muerte de la planta.
La mayoría de las personas que no participan en el trabajo están convencidas de que el cactus tiene la característica peculiar de poder permanecer sin agua durante mucho tiempo, con la consiguiente probabilidad de establecer el hábito poco saludable de no hidratarlos.
Por supuesto, esto no es del todo cierto porque, dado que un suelo empapado de agua conduce inevitablemente a la podredumbre de las plantas, al mismo tiempo, un sustrato seco y duro que no permite que el aire lo oxigene irreparablemente causa asfixia radical.
El sustrato ideal para el cultivo de plantas suculentas debe ser, además de ser particularmente absorbente, sin ningún tipo de materia orgánica en la fase de descomposición. Tendrá que estar literalmente rebosando de sales minerales para los cactus del desierto y la montaña, mientras que en cambio está más acostumbrado a la humedad, compuesto de tierra en descomposición de hojas y abono ya maduro (u otro fertilizante comparable) para plantas con flores gordas ( como, por nombrar uno entre los muchos, los Rhipsalis). En general, los cultivados en macetas son buenos si en su mayoría tienen un suelo compuesto de tierra con hojas y turba.
Además, es necesario para todas las plantas suculentas, por supuesto, arena. Las plantas más vulnerables o más jóvenes se beneficiarán enormemente de un suelo compuesto de carne picada de carbón porque esta sustancia tiene la capacidad particular de neutralizar cualquier fermentación de residuos orgánicos. En el mercado es posible encontrar el carbón triturado normal o el llamado carbón activado (el que generalmente se usa para los filtros de acuarios); ambos deben lavarse bien dentro de una gasa o colador antes de usarse.

Macizos de flores suculentas: CONSTRUYENDO Y COLOCANDO ACEITES DE PLATO GRASO


Después de verificar la tierra, debe planificar la disposición de los macizos de flores. Evaluar el tamaño, la forma y la cantidad de plantas que puede albergar.
Escriba las medidas en una hoja y dibuje un boceto del macizo de flores. Si eres exigente, también puedes usar papel cuadriculado. Dentro del diseño, marca la disposición de las plantas. Tenga en cuenta sus colores y su compatibilidad durante toda la fase de diseño.
Dependiendo de sus gustos y necesidades, así como de la disponibilidad de espacio dentro del jardín, puede elegir diferentes tipos de macizos de flores. Puede elegir diferentes colores, formas y materiales: madera, plástico, piedra, ladrillo e incluso un material metálico como el acero.
Evalúe, si es necesario, la preparación de un borde para macizos de flores que pueda facilitarle las operaciones de mantenimiento. Naturalmente, las plantas que decida usar para la preparación del borde no tendrán que crecer en altura más que sus plantas suculentas, de lo contrario correría el riesgo de eclipsarlas.
Es una buena práctica colocar el macizo de flores en un punto estratégico que llame la atención de los visitantes. Un lecho de plantas suculentas creado con gran cuidado y esfuerzo, si estuviera oculto, sería inútil.
Una vez que el cantero está configurado, puede elegir cómo decorarlo más: jarrones de terracota dispuestos en la parte inferior, flores ornamentales que actúan como fondo, juegos de colores extraños, variados y divertidos.
¡Todo de acuerdo con su gusto personal, que sin duda será su gusto favorito!

Vídeo: La Montaña del Misterio. Documental Completo - Planet Doc (Julio 2020).