Frutas y hortalizas

Comprometer un albaricoque


Pregunta: comprometer un albaricoque


Buenos días, afirmo que soy totalmente inexperto en el asunto, en mi jardín tengo un albaricoquero de 10-15 años de edad, pero no puede madurar su fruto ya que caen al suelo cuando todavía están verdes, así que pensé en injertarlo con otro albaricoquero. de 4 a 5 años que produce muy buenos frutos, ¿crees que es posible hacer un injerto entre los dos árboles? ¿en qué época del año y qué método recomendarías?

Respuesta: comprometer un albaricoque


Querida Claudia
Los injertos que generalmente se practican en los albaricoqueros son el injerto dividido, que se practica al comienzo de la primavera o al final del invierno, cuando los brotes comienzan a hincharse, y el brote o injerto de brote, que se practica utilizando yemas latentes, en los meses de agosto o principios de septiembre.
Dado que la planta que desea usar como portainjerto tiene serios problemas para producir fruta, intente injertarla; pero considera que la caída de la fruta puede no deberse a la variedad del albaricoque, sino a su edad, o a su ubicación en el jardín; Además de esto, las variedades generalmente interesantes se injertan en portainjertos vigorosos y fructíferos, y por lo tanto, podría suceder que su futura planta de albaricoque, aunque esté injertada con una variedad en la que viva, se desarrolle bien, tenga las mismas dificultades para dar fruto que ahora. Como dije, en cualquier caso, su planta no madura la fruta, por lo que en teoría no tiene nada que perder; Si la incapacidad de dar fruto se debe a la corta edad del árbol, comenzará a madurar los frutos de la nueva variedad injertada; y si no los completa de todos modos, incluso después del injerto, bueno, las cosas no serían tan diferentes a partir de ahora, y además habría intentado injertar un árbol.
El injerto dividido requiere que vaya a podar todo el follaje del árbol, cortando el tallo paralelo al suelo, a la altura a la que desea que comiencen las ramas; Una vez hecho esto, se hace un espacio perpendicular al suelo, y se insertan los vástagos, cortados con la parte inferior en forma de pico, de modo que la madera de los dos árboles esté completamente en contacto; luego se ata con rafia y todas las heridas se cierran con masilla de poda.
El injerto con brote o escudo consiste en preparar los vástagos tomados de las ramitas de los pedúnculos de las hojas, con una pezuña formada por la corteza de la planta; en el portainjertos buscamos un espacio de corteza en la parte superior del tallo, donde no haya nudos, hojas o brotes; Se realiza un corte en forma de T y se levantan los bordes de la corteza. En el espacio así creado, se desliza la marza y ​​se enrolla con las dos tiras de corteza levantadas; por lo tanto se cierra herméticamente con rafia. Para practicar los injertos, elija un día no demasiado caluroso y posiblemente trabaje en las horas más frescas del día.

Vídeo: Tirajana se prepara para ser un municipio turístico inteligente (Mayo 2020).